Branding Emocional

Diariamente una persona se encuentra expuesta a la estimulación de 5000 marcas, de las cuales el 10% son recordadas y de ese porcentaje solo el 1% se almacena en el cerebro, esto lo menciona Marcelo Ghio, escritor del libro OxitoBrands.

El Dr. A.K. Pradeep afirma que nuestros sentidos reciben 11 millones de bits de información cada segundo. Para recordar algo, necesitamos que exista un gran impacto que haya sido capaz de almacenarse en nuestro cerebro, según Pradeep es muy difícil que una persona pueda describir con palabras como se sintió al recibir un estímulo. Debido a que se está consultando a la mente conciente y no a la mente inconsciente (2010).

McClelland citando a Paul MacLean alude a lo que él llama cerebro triuno porque en el hombre hay tres cerebros: el cerebro reptiliano o más antiguo, el siguiente o paleomamífero y el cerebro grande, ultimo en desarrollarse, o cerebro neomamífero, que incluye la neocórtex. El sistema límbico o cerebro de los primitivos mamíferos interviene en los estados afectivos o experiencias emocionales de deseo, irritación, miedo, pena, jubilo y afecto. (McClelland, 1987).

Añade, por eso es lógico concebir nuestras experiencias afectivas como representación de un nivel más primitivo de la función cerebral, que puede ser modificada y modulada enormemente por acontecimientos cognitivos sobrevenidos en la corteza del cerebro. En suma, las emociones, así como los motivos basados sobre ellas, parecen hallarse intervenidos por una parte diferente y más antigua del cerebro que la de las cogniciones o asociaciones.

Debido a esto, la “emoción” más fuerte o impactante estará pegada en nuestro recuerdo más profundo y ahí es donde una marca debe de llegar para ser recordada. Es un largo recorrido debido que todo el proceso desde su elaboración hasta el conocido “momento de la verdad” en donde el producto y el consumidor se encuentran frente a frente.

Estas son preguntas que se deberían hacer al momento de elaborar una marca:

  1. La marca debe de cumplir su promesa de valor, ¿Qué estoy comunicando?
  2. La marca debe de comunicar su promesa, ¿Cómo lo comunico?
  3. La marca debe de pensar a largo plazo, ¿Cuándo es momento de innovar?
  4. La marca debe de ser inclusiva, ¿Conocen a mi marca?
  5. La marca debe de diferenciarse, ¿Cuál es mi posicionamiento?

Tenemos que prestar mucha atención a nuestro consumidor debido a que día a día se ofrecen nuevos competidores, nuevas herramientas de comunicación y nuevos medios de comunicación. También es importante que las personas que se encuentran involucrados en el día a día, conozcan que ellos son una extensión de la marca por la cual el consumidor se comunicara con ellos y que ellos deberán expresar fielmente la comunicación de la marca, es por ello la necesidad de manuales o estándares de marca que ayuden a la recordación y fidelización que la marca desea adquirir.

Todo lo referente a comunicación de la marca es branding y el objetivo es poder gestionarlo de manera emocional.

 

Bibliografía:

McClelland, David. (1987). Estudio de la motivación humana. Narcea Ediciones. España.

Pradeep, A.K. (2010). The Buying Brain. John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, New Jersey-USA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s