La publicidad une fuerzas con la neurociencia

Una serie de nuevas empresas fundadas por investigadores del cerebro o que los cuentan entre su personal tienen un consejo para los anunciantes: lean la mente de sus clientes. (Thinkstock)

Una serie de nuevas empresas fundadas por investigadores del cerebro o que los cuentan entre su personal tienen un consejo para los anunciantes: lean la mente de sus clientes. (Thinkstock)

Fuente: elnuevodia.com

Anunciantes toman en cuenta reacción emocional de sus clientes para entenderlos mejor

Esta primavera, Facebook le encargó a una compañía de San Francisco llamada SalesBrain que midiera cómo reaccionaban los consumidores a los anuncios vistos en un smartphone en comparación con los de una pantalla de televisión. Los investigadores neurológicos utilizaron diversos sensores para medir la transpiración, el ritmo cardíaco, el movimiento de los ojos y la actividad cerebral de los setenta participantes. La conclusión fue que las personas sacan más provecho de la información que aparece en un teléfono móvil que en un televisor, y que mirar televisión obliga al cerebro a trabajar más para luchar contra las distracciones.

“Nuestra cercanía física a la pantalla del móvil ha modificado nuestra percepción del tamaño del aparato”, sostiene Helen Crossley, responsable de conocimiento de la audiencia de Facebook IQ, la división de investigación del mercado interno de la compañía. “Nos obliga a estar más atentos y a tener una actitud más positiva hacia el contenido”.

Una serie de nuevas empresas fundadas por investigadores del cerebro o que los cuentan entre su personal tienen un consejo para los anunciantes: lean la mente de sus clientes. En un mundo en el que el período de atención cada vez es más corto, en el que los consumidores revolotean por los sitios de los medios sociales y se saltean las publicidades online, los anunciantes están recurriendo a las neurociencias para entender mejor cómo atraer a los compradores hacia sus productos.

“La gente no se rige por el lado racional de su cerebro. La mayoría de las decisiones de compra se toman de manera irracional”, asegura Itiel Dror, neurocientífico que estudió en Harvard y fue contratado por la consultora londinense BrandOpus para probar el rediseño del logo de McCain Foods Ltd. de Canadá.

Dror les pidió a 1,700 compradores de siete países que relacionaran palabras y frases como “familia”, “calidez”, “producida en serie” y “fábrica” tanto con el viejo logo de McCain –el nombre de la compañía dentro de una caja negra lisa- como con el nuevo, que muestra la caída del sol en un campo. McCain lanzará la nueva versión en 160 países.

Codificación facial

Estas compañías emplean métodos como el seguimiento de los ojos, las imágenes cerebrales y la codificación facial –cámaras que analizan la expresión de las personas y evalúan su estado de ánimo segundo a segundo- para determinar la reacción a los anuncios. La Neuromarketing Science Business Association, creada en 2012, tiene más de mil miembros en 91 países.

Esta especialidad ayuda a los anunciantes a crear mensajes simples que “mezclan deliberadamente la memoria consciente con la inconsciente”, dice Dan Machen, director de innovación de HeyHuman, agencia de publicidad londinense centrada en la neurociencia. “Debemos pensar el cerebro del receptor como un sistema ya recargado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s